sábado, 18 de julio de 2009

Guías para las Mujeres lactantes sobre la Influenza AH1N1

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Atlanta, EEUU, emitieron unas guías para el manejo clínico de las mujeres lactantes que padezcan la influenza AH1N1, conocida como la influenza porcina. Señalan que las mujeres que no están infectadas con influenza deben iniciar la lactancia inmediatamente después del parto, además de ofrecerles el pecho a sus bebés frecuentemente. Esto es así porque los(las) infantes que no están lactando están más vulnerables a infecciones respiratorias y a hospitalizaciones secundarias a estas infecciones. Se debe eliminar toda suplementación con fórmula innecesaria de tal manera que el(la) infante reciba la mayoría posible de anticuerpos a través de la leche de su madre.

Si las mujeres están infectadas con el virus AH1N1 y están lactando, pueden continuar haciéndolo y recibir antivirales. La profilaxis y el tratamiento no están contraindicados. Cuando una madre desarrolla los síntomas de la influenza ya su infante ha estado expuesto a la enfermedad y a través de la leche la madre le está pasando anticuerpos y otros factores inmunológicos que pueden proteger al(a la) bebé de enfermedades. Sin embargo, se recomienda que aquellas madres que estén enfermas con la influenza AH1N1 tomen los pasos necesarios para reducir el riesgo de contagio a sus infantes, tales como lavado frecuente de manos y la posibilidad de usar una mascarilla.

Si la madre está muy enferma y el amamantamiento al pecho no es seguro, se debe alentar y ayudar a la madre para que se extraiga la leche y ésta se ofrezca al (a la) infante. Se desconocen los riesgos de transmisión de la influenza AH1N1 a través de la leche materna; sin embargo, los riesgos de viremia durante la infección de influenza de temporada son bajos.

Por otro lado, si el (la) infante está enfermo(a) es cuando más necesita la leche de su madre. Si éste(a) no puede pegarse al pecho debido a que está muy débil o enfermo(a) debe alimentarse con la leche materna extraída, preferiblemente con un vasito, cuchara o gotero, evitando así el uso del biberón. Si se le ofrece al (a la) infante otra leche humana que no sea la de su madre ésta debe provenir de un banco de leche certificado por la “Human Milk Banking Association of North America” (HMBANA. www.hmbana.com).

Se pueden tomar algunas medidas sencillas para disminuir el riesgo de contagio y mantenerse saludables. Estas son:
 Mantener a los/las bebés y a sus mamás madres tan juntos como sea posible, procurar el contacto piel a piel de manera precoz y frecuente entre las madres y sus recién nacidos(as).
 Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo cuando se tosa o se sople la nariz.
 Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca ya que el virus se transmite de esta manera.
 Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser o soplarse la nariz. Los limpiadores de manos que están hechos con alcohol también son efectivos.
 Limitar el compartir los juguetes y otros artículos que hayan estado en la boca de los(las) bebés. Se debe lavar bien con agua y jabón cualquier artículo que haya estado en la boca de los(las) bebés.
 Los(as) niños(as) y las personas adultas no deben introducirse en su boca ningún alimento o instrumento antes de dárselos al bebé.

Exhortamos a todos los proveedores de servicios de salud y a las familias a promover, proteger y apoyar la lactancia materna durante éste y otros momentos de emergencia. En estos momentos las madres lo que necesitan es el apoyo de toda la población y que se le ofrezca información sencilla, verdadera, precisa y basada en evidencia científica. Esto se puede hacer sin alarmarlas y apoyándolas para que continúen proporcionando a sus hijos e hijas la mejor protección: la leche materna.

Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM

Referencias:
Pregnant Women and Novel Influenza A (H1N1) Virus: Considerations for Clinicians http://www.cdc.gov/h1n1flu/clinician_pregnant.htm
Comunicado sobre la Influenza Norteamericana H1N1 de la Comisión Nacional de Lactancia Materna de Costa Rica. Ministerio de Salud. mayo, 2009.
Lactancia Materna Respuesta Vital em Emergencias ¿Estamos prparados? Fólder de acción. WABA. 2009. http://worldbreastfeedingweek.org/images/spanish_2009actionfolder.pdf

4 comentarios:

LALA dijo...

Una notificación importante. Una excelente labor del blog en su difusión. Gracias, Maite Hernández Aguilar

Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM dijo...

Hemos recibido varias preguntas sobre que hacen las madres que no están lactando si contraen la influenza. La recomendación del CDC es que si las madres no están lactando deben evitar el contacto directo con sus infantes. La única excepción son las madres que están lactando. Esto es así porque la madre que está dando el pecho a su bebé lo está protegiendo inmunológicamente a través de la leche materna.

juan carlos dijo...

Juan Carlos Cillan:
Gracias por esta información.Me sera muy útil en el desarrollo de mi trabajo a diario

Denisse Vicente dijo...

Muchas gracias, excelente información, una razón más para continuar lactando a mi hijo.