jueves, 26 de febrero de 2009

Gracias pero NO GRACIAS….

Recientemente me enviaron un mensaje para que leyera un artículo sobre lactancia en un periódico del país titulado “Lactancia materna, lo mejor para el bebé”. Cuando acabé de leer el artículo comencé a reírme sin parar. Les juro que nunca había leído tantos disparates juntos en tan poco espacio. Amerita una aclaración punto por punto:

“Ningún compuesto láctico puede compararse con el valor nutritivo, virtudes y beneficios para el niño como la leche de su propia madre, siempre y cuando esta no padezca alguna dolencia o incompatibilidad.” La gran mayoría de las madres pueden lograr una lactancia exitosa aunque utilicen medicamentos, estén atravesando por infecciones virales o bacterianas o tengan alguna enfermedad crónica.

“La higiene de los pezones y una dieta adecuada son cuidados básicos que debe tener la madre lactante.” Los pezones no requieren de una higiene adecuada más allá del baño diario, y la dieta no afecta la producción de la leche a menos que sean dietas muy restrictivas en calorías, menos de 800 a 500 Kcal por día.

“La frecuencia de dar el pecho al niño dependerá de lo prescrito por el ginecólogo y las necesidades del bebé, que son variables en cada caso concreto.” La frecuencia de amamantamiento si está determinada por las necesidades del bebé, pero el ginecólogo no tiene NADA que ver con esta.

“Es conveniente iniciar la lactancia natural con un intervalo de media hora a dos horas, en las primeras seis semanas posteriores al parto. Lo habitual suelen ser diez o quince minutos por cada seno.” Los intervalos de la alimentación al pecho los primeras semanas son de cada hora y media a tres horas. Luego de las primeras semanas la bebé irá estableciendo su patrón solita. La duración de la tetada debe ser de por lo menos quince a veinte minutos en el primer pecho para que así tome parte de la leche rica en grasa que le permitirá aumentar bien de peso y saciar su hambre. Si la bebé quiere el otro pecho puede continuar amamantando hasta que lo suelte, de lo contrario puede pegarse a un solo pecho por tetada.

“La higiene de los pezones es básica para un buen suministro. Han de esterilizarse con agua hervida antes y después del alimento.” ¡Esto sí que es nuevo en la fisiología de la lactancia! ¿Qué tienen que ver las chinas con las botellas? La higiene no tiene NADA que ver con la producción de leche. La fisiología de la producción de leche está basada en un control de oferta y demanda y en un control hormonal o endocrino. Esterilizar algo es destruir los gérmenes patógenos. Esto es completamente innecesario y prácticamente imposible en el caso del pecho materno. Los tubérculos de Montgomery en el área de la areola son unas glándulas que secretan una sustancia que mantiene el pecho limpio y evita la resequedad. El agua hervida NO ESTERILIZA los pezones. No se deben usar químicos tóxicos en el pecho para esterilizarlo ya que pueden afectar al bebé.

“A veces, la profusión de leche materna aumenta mucho, lo que aconseja un vendaje oclusivo o cierto tratamiento específico sobre la zona.” Cuando la producción de leche es mucha y causa plétora o hinchazón de los pechos NUNCA se recomienda los vendajes oclusivos ya que estos pueden causar ductos tapados y mastitis.

“En algunas ocasiones se produce un goteo espontáneo del pezón minutos antes de amamantar al niño. Es un acto reflejo que suele presentar al principio de las tomas, o en el seno contrario al que en ese momento se está utilizando. No reviste importancia y desparece con la relajación de la madre, buen descanso, ingesta de muchos líquidos, ambiente tranquilo y ausencia de estrés.” Este gotereo espontaneo es normal, es el reflejo de bajada causado por la hormona oxitocina. Quiere decir que está ocurriendo un estímulo correcto en el pecho para que salga la leche. Este reflejo puede ocurrir varias veces en una misma tetada. Esto no desaparece con relajación, muchos líquidos, descanso o ambiente libre de estrés. Al contrario, estas cosas, menos lo de los líquidos, pueden ayudar a un buen reflejo de bajada el cual es muy necesario para mantener una buena producción de leche.

“La dieta es también importante. Mientras se es madre lactante no son recomendables alimentos como las coles, la sal, ahumados, demasiados condimentos y exceso de café, tabaco o alcohol.” La leche materna será buena no importa lo que la madre coma. Las madres lactantes por lo general no deben eliminar NADA de su dieta. Señalar que la madre debe eliminar algunos alimentos es ridículo e irresponsable ya que convierte el amamantamiento en un sacrificio.

“Es necesario beber mucho líquido, sobre todo agua, jugos de fruta e infusiones.” Esto es un mito bien viejo. La madre debe tomar líquidos para saciar su sed, como lo debe hacer cualquier persona esté o no lactando. La cantidad de líquido que cada persona necesita varía según su peso. No es necesario tomar mucho líquido, sólo el necesario.

“Esta lactancia natural es económica, segura y suele durar normalmente hasta las ocho primeras semanas. Después, el especialista decidirá la nutrición correcta, en función de las características y desarrollo de la criatura” Las recomendaciones de las autoridades de salud son a los efectos de que los infantes se lacten exclusivamente con leche materna hasta los 6 meses de edad; a partir de aquí se deben introducir los alimentos sólidos adecuados y continuar la lactancia por lo menos hasta los dos años y de ahí hasta que sea mutuamente deseable. Afirmar que la lactancia debe durar normalmente hasta las 8 semanas es IRRESPONSABLE y contrario a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Academia de Medicina de la Lactancia Materna y la Academia Americana de Pediatría.

Cuando acabamos de analizar este artículo solo nos quedamos con dos o tres oraciones ciertas y todo lo demás plagado de errores y horrores. Si el propósito de este artículo era promocionar la lactancia creo que lo que logrará es que las madres digan, como una madre en una lista de discusión cibernética a la que pertenezco, ¡Gracias pero NO GRACIAS mejor no lacto! A lo que yo añado que si van a promocionar la lactancia de esa manera Gracias pero NO GRACIAS mejor no promocionen NADA.


Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM

Referencias:
 American Academy of Pediatrics, Section on Breastfeeding. (2005). Breastfeeding and the Use of Human Milk. Pediatrics, 115, 496-506.
 Departamento de Salud de Puerto Rico - Secretaría Auxiliar para la Medicina Preventiva y Salud Familiar (1995). Política Pública para la Promoción de la Lactancia Materna en Puerto Rico. San Juan, PR: Author.
 Pilar Ferrer Lactancia materna, lo mejor para el bebé. Especial para ESCENARIO. El Vocero. 23 de febrero de 2009. http://98.129.148.1/noticia-14795-lactancia_materna_lo_mejor_para_el_beb.html
 Parrilla Rodríguez, A.M. (2007). Guía práctica para una lactancia exitosa. (2nd Ed). San Juan: Editorial Koiné.
 Evans A. The Academy of Breastfeeding Medicine Protocol Committee. ABM Clinical Protocol #2 (2007 Revision): Guidelines for Hospital Discharge of the Breastfeeding Term Newborn and Mother: “The Going Home Protocol”. Breastfeed Med 2007;2:158-65.
 The Academy of Breastfeeding Medicine Board of Directors. Position on Breastfeeding. Breastfeed Med. 2008. 3(4):267-269.

8 comentarios:

Yaheli dijo...

Dra:
Excelente!!!
Debería postear el link al calce del artículo.

Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM dijo...

Excelente idea! Ya lo hice. Gracias.
Ana Parrilla

Yarniluz dijo...

Me quedé boquiabierta cuando leí el artículo. Sí me dio mucha risa cuando terminé de leer el artículo y comenzé a leer su opinión sobre el mismo. No creo que la persona que escribió ese artículo esté en favor de la lactancia, con los disparates que dijo va ha lograr que aquella madre que halla decidido amamantar a su bebé por primera vez y lee el artículo y luego decide seguir esos consejos de una "experta en lactancia" al siguiente día de seguro que se olvida de la lactancia.
A la misma vez siento desaliento al saber que hay personas que lo que hacen en vez de orientar adecuadamente, lo que hacen es distorcionar la información.
Para finalizar gracias a este blog y a los educadores en lactancia como usted que pueden desmentir una información que hace daño y que orienta mal a las personas que están ajenas a una inforamación real.Sigamos defendiendo este vínculo entre madre e hijo que es el más importante y el más maravilloso que tenemos a nustro alcance.

angie dijo...

Es triste ver este tipo de comentario, pero entiendo que la persona es una con falta de conocimiento y destreza en lactancia. Cuando tenemos la capacidad de excribir cosas ciertas y comprobadas cientificamente sentimos una satisfaccion increible porque aportamos a que otras personas aprendan y aprecien la verdad. Pero mi gente como dijo Dios escrudiña la palabra, si lo que lees lo procesas para bien quedate con ello pero si lo que lees no te aporta nada, dile eso mismo, Gracias pero no gracias. Maria

Anónimo dijo...

Parece mentira q una persona sea capaz de escribir semejante atrocidad y peor q eso es publicarlo. Yo solo tengo 20 años y soy madre lactante por primera vez y jamas seria capaz de creer los disparates antes mencionados. Pero estoy segura q si no estuviera orientada acerca de la lactancia hubiera dejado de lactar inmediatamente. ¿Que nos pasa P.R?
Hay q promover la lactancia, pero positivamente.

ved dijo...

Uno de los puntos que mas me llamo la atencion es que se debe lactar dentro de las primeras ocho semanas y es que hay muchos pediatras en nuestro pais que no estan a favor de la lactancia y por cualquier cosa recomiendan a las madres dejar de lactar e introducir formula a sus bebes y lo preocupante es que si no es una madre bien informada toma esa recomendacion como la correcta.

Mary01 dijo...

El artículo (periódico)no solo porta un cúmulo de disparates y desinformación sino que da cuenta de una opinión de fuente cuestionable e irresponsable.

Cualquiera que lea el artículo y no este familiarizado con el tema puede recibir un mensaje erróneo sobre la lactancia.

Agradezco personalmente su esfuerzo por educar pues hay mucho trabajo que hacer para lograr que los mitos que rodean a la lactancia sean deconstruidos y se continue fomentando, pero con la información correcta, en las futuras madres tan hermosa y valiosa práctica de crianza y alimentación.

Bethania Mejía Ávila dijo...

Muchas veces pensamos que si algo está escrito en un libro o en el periódico debe ser cierto. Máxime si en el escrito se citan autoridades como ¨el Doctor¨, ¨el Pediatra¨ o ¨tu Obstetra¨. Las reflexiones de la Dra. Parrilla, además de rectificar las barbaridades del primer artículo, siembra la semilla de la duda y nos lleva el siguiente mensaje: ¨Debemos cuestionar¨.