jueves, 8 de noviembre de 2007

En peligro el inicio de la lactancia

En los últimos años he oído muchos testimonios de madres con dificultad para iniciar la lactancia debido a los problemas relacionados con la medicalización excesiva del parto. La evidencia científica señala que la medicalización del proceso reproductivo afecta el inicio de la lactancia. Muchas de las prácticas médicas utilizadas por nuestros obstetras pueden tener un efecto negativo sobre el inicio y mantenimiento de una lactancia exitosa. Toda vez que algunas de esas prácticas no están basadas en evidencia científica, su uso a menudo excesivo en nuestro medio ambiente requiere que la madre se prepare para dialogar con su proveedor obstétrico sobre la preferencia de ésta en cuanto a su utilización.

Una parte esencial de la preparación de una madre para amamantar es el apoderamiento de ésta para recuperar el protagonismo que le corresponde en la realización de su parto. La medicina paternalista, donde el proveedor toma las decisiones unilateralmente, debe quedarse en el siglo pasado. En el nuevo milenio, la mujer debe retomar el control del proceso reproductivo. La óptima relación entre el médico y la madre embarazada debe ser una de colaboración y participación en la toma de decisiones. Los beneficios para ambas partes de este modelo han quedado demostrados.

La elevada tasa de cesáreas, el uso rutinario del monitor electrónico, las inducciones electivas, el uso de analgesia/anestesia farmacológica, el uso indiscriminado de la episiotomía, y la separación de la madre y su bebé son algunas de la prácticas que pueden afectar la lactancia. Esto unido a las pocas destrezas y conocimientos que tienen los proveedores hospitalarios de salud para ayudar a la madre son los responsables de que muchas madres no den el pecho a sus bebés en el hospital o lo den de forma parcial.

En nuestro país existen leyes que protegen el derecho de la madre a alimentar a su bebé con su leche como lo es la ley 79 de 2004, la cual prohíbe el suministro de sucedáneos de la leche materna a los recién nacidos, en los hospitales, a no ser por indicación médica o consentimiento de la madre. Contamos a además con la ley 156 de 2006 que requiere entre otras cosas que se provean alternativas que protejan tanto a la madre como a su bebé en sus aspectos físicos, biológicos y psicológicos. Refuerza además la política pública de la lactancia, reiterando la obligación de orientar a la madre y al padre sobre los beneficios del amamantamiento. También se garantiza el alojamiento conjunto de la madre y su recién nacido en la institución hospitalaria donde tuvo lugar el parto, y el respeto a la decisión de la mujer de proveer como único alimento para su bebé la leche materna.

La vigilancia del cumplimiento de estas leyes no ha sido efectiva y muchas madres y padres no tienen los recursos para radicar las querellas y validar sus derechos con las autoridades correspondientes. Hasta que el estado no haga que estas leyes se cumplan a cabalidad el inicio de la lactancia y el parto humanizado estarán en peligro.
Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM

5 comentarios:

José Fernando Velázquez dijo...

Me parece este blog muy útil, no solo para las madres que esperan lactar a su bebé, sino para el público general que debe concienciarse sobre los derechos de las madres a la hora de parir sus hijos y el período pos parto. La felicito por esta iniciativa, y le deseo éxito.

Yarniluz dijo...

Yo soy madre lactante y trabajo. Desgraciadamente a mi no me dan la hora de lactancia que es ley. estoy teniendo problemas con mi patrono y no se que hacer. Tampoco tengo a la mano la ley que me protege para hacer valer mis derechos.

waned dijo...

Estoy cien por ciento de acuerdo con usted. Como madre de cuatro niños he tenido que literalmente batallar con los hospitales para defender mi derecho a amamantar. Es triste como son los profesionales de salud los primeros con gran desconocimiento sobre la lactancia y los primeros en frustrar los deseos de las madres a amamantar. Aun recuerdo las enfermeras diciendome que la leche del pecho no seria suficiente, inclusive en una ocacion la enfermera me hablo en tono amenazante por que yo amamantaba a mi bebe en demanda y no cada dos horas como ella exigia que se hiciera. Segun ella , el hecho de que mi bebe pidiera leche mas de cada dos horas, solamente significaba que mi bebe no se estaba alimentando adecuadamente. Espero que con las nuevas leyes la situacion haya mejorado pero segun mi enterder aun quedan muchos hospitales donde simplemente mantiene a los bebes en el area de neonatal, todo el tiempo de la estadia de la madre, igual que otras reglas absurdas, impidiendo grandemente la lactancia materna.

La felicito por el blog y entiendo que es una excelente idea. Estare pendiente a sus nuevos comentarios y le agradezco enormemente el sevicio que esta dando de concientizar sobre la lactancia materna.

Ana M. Parrilla Rodríguez, MD, MPH, FABM dijo...

La ley es para TODAS las mujeres que trabajan a tiempo completo o sea 7.5 horas diarias, sean de empresa privada o pública. Puede encontrar más información en mi página de Internet bajo políticas públicas y legislación, allí encuentras un enlace en el cuál están todas las leyes. Esta ley recientemente se enmendó para aumentar a 1hr el tiempo de lactancia. En la página de PROMANI www.promani.org encuentras bajo lactancia en la sección de preguntas y respuestas más información.
Ana Parrilla

Diana Roman dijo...

I am writing this in English only because I am terrible at spanish grammer.

I am a stay at home mom (40 yrs old)and breast feed my son (9 months old). I gave birth to my son, in May, 2007 in Fajardo, PR and even though I had an elective c-section when I registered with the hospital I was adamant about the fact that I would breastfeed my son. Indeed I signed all the paperwork even took birthing classes so that I could have "rooming-in" with my son after birth.

The fact that a woman has a c-section should not have bearing on her ability to breastfeed her child.

Oh to my surprise on how difficult it would be to breastfeed/room-in, since the nurses and even the breastfeeding specialist on staff almost made it impossible.

I was told that most "c-sections moms" did not "ask" to feed their babies, therefore my baby would stay in the nursery. I was livid and frankly after surgery I was told that the only way they would bring my son was if I was walking.

Only 10 hours after surgery I showered and walked because I wanted to feed my son. The nurses had to call my OB-Gyn to get the okay, I am forever grateful to Dr. Luis E Pardo.

The nursing staff is another story, some nurses were helpful but most were condesending, rude and not educated regarding the law in PR and breastfeeding in general. That needs to change, because new mothers need support from the beginning for successful breastfeeding.

I can see how many moms find it difficult to breastfeed initially. Luckily my son prefered nursing over formula until today and of course from pregnancy I knew I would breastfeed over bottlefeed.

I commend your efforts in continuing education of sll regarding nursing/breastfeeding.